Viajar por África con poco presupuesto

Viajar por África con poco presupuesto

¡Está bien a todos! Entonces tienes un deseo ardiente de explorar África sin gastar demasiado dinero, ¿verdad? Bueno, abróchate el cinturón y prepárate para un viaje salvaje, porque he descubierto cómo estirar tu presupuesto mientras trotas por la sabana africana.

Estás parado en el borde del Serengeti y el sol tiñe el cielo de naranja y rosa. El viento agita la hierba, contando secretos, y el lejano rugido de un león provoca escalofríos por la columna. ¡Pero no lo hagas! Antes de adentrarnos en la naturaleza, hablemos de estrategia. En primer lugar, el plan es tu fiel corcel en esta aventura. Tómese el tiempo para planificar su ruta y esté atento a las gemas ocultas que no afectarán su cuenta bancaria.

Piense en lugares como las playas vírgenes de Mozambique o las majestuosas Cataratas Victoria de Zimbabwe: baratos e impresionantes. Ahora que necesita descansar sus huesos cansados, olvídese de los hoteles de lujo e instálese en una casa de huéspedes u hostal asequible. Claro, es posible que tengas que compartir uno o dos baños, pero considéralo como una oportunidad para hacer nuevos amigos e intercambiar historias alrededor de la fogata mientras toman una cerveza fría. Hablando de cerveza, hablemos de comida.

Olvídese de los restaurantes elegantes: los verdaderos sabores africanos se pueden encontrar en las esquinas y en los bulliciosos mercados. Sumérgete en un plato de arroz jollof picante en Nigeria o hunde el diente en una suculenta brocheta de roti en Sudáfrica. Tus papilas gustativas te lo agradecerán y tu billetera también.

Ahora abordemos el elefante en la habitación: el transporte. Claro, alquilar un auto puede parecer una opción fácil, pero ¿por qué no aprovechar el caos de los autobuses y minibuses locales? No sólo ahorrarás un montón de dinero, sino que también podrás probar de primera mano cómo es la vida cotidiana en África. Sólo prepárate para un viaje lleno de baches y para que la cabra comparta tu asiento. Ah, y hablando de cabras, hablemos de souvenirs.

Olvídese de las baratijas vulgares: ¿por qué no comprar una máscara hecha a mano por un artesano local o papel de regalo colorido de un concurrido mercado? No sólo obtendrás un recuerdo tangible de tu aventura africana, sino que también apoyarás a la comunidad local en el proceso. ¡Habla de una ganga!

Pero bueno, no olvidemos la regla de oro de los viajes económicos: esperar lo inesperado. Desde perder el autobús hasta un aguacero repentino, África está llena de sorpresas esperándote. Pero bueno, ¿no es eso lo que hace que el viaje sea mucho más emocionante? Por lo tanto, los paquetes de equipaje, comprendan su aventura y van a viajar por África en África. Créeme, este es un ciclismo que nunca olvidará.

Entradas Relacionadas

Subir

Utilizamos cookies o tecnologías similares para almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita a este sitio web. Debe aceptar o consultar la Política de privacidad y Cookies. Leer mas